martes, 11 de julio de 2017

¿Eres un líder o un capataz?

¿Eres un líder o un capataz?

Los empleados se reúnen y caminan en torno a un líder que los inspire y les ayude a crecer. Sin embargo, existen algunas cosas que pueden destruir ese ambiente y transformar un buen director y líder en un tirano.

Todos podemos equivocarnos. Aquí hay algunos errores comunes.

1. Falta de comunicación.
Los líderes poco efectivos ignoran que la comunicación con sus empleados es parte clave de su trabajo. Encerrados en su oficina, ignorando correos o llamadas, dejan de lado las quejas, necesidades y problemas de sus empleados. 

Muy pronto se encuentran separados y alejados del resto de su empresa, y dejan de recibir el input necesario para el buen funcionamiento del negocio. Un líder poco comunicativo produce una alta rotación y procesos de mala calidad.

2. Microgestión.
Los empleados que no se sienten libres y con confianza no saben cómo reaccionar ni tomar responsabilidad de sus propias acciones. A nadie le gusta trabajar con su jefe respirando tras de su oreja.

Sé explícito en tus expectativas y metas, y luego da la confianza a tus empleados para que hagan lo que saben hacer, como mejor saben hacerlo: para eso los contrataste.

3. Expectativas poco claras.
Los empleados que no conocen y comparten las metas de corto, mediano y largo plazo no tienen parámetros objetivos para su trabajo diario. Los planes deben ser públicos, claros, medibles y alcanzables. Pero si un empleado no sabe cuál es su parte dentro del plan, se convertirá pronto en una máquina de perder el tiempo.

Hay muchas formas de motivar. La claridad en las expectativas quizás sea la más importante de ellas.

4. Intimidación.
Dirigir a través del miedo no es nunca una buena idea. Amenazas, gritos, maltrato y desconfianza pueden proveer de resultados inmediatos, pero causarán un desgaste altamente destructivo a mediano plazo.

Resiste la tentación de ser el jefe gruñón. Aunque en televisión se vea “cool” cuando el chef le grita a sus empleados, la realidad es totalmente distinta. Eso no significa que tengas que convertirte en el “amigo” que permite todo. Ellos esperan de ti tanto como tú de ellos. Dales rumbo, exígeles y pon el ejemplo. Llegarán mucho más lejos juntos. Aprende más tips de cómo manejar tu empresa con los Recursos Action Coach.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Cuál es el mejor modelo de negocios?

Detrás de la decisión de abrir un negocio puede haber una enorme lista de razones. A pesar de esto, las personas usualmente deciden aba...