lunes, 4 de septiembre de 2017

¿Cuándo contratar a un coach empresarial?

¿Cuándo contratar a un coach empresarial?

Todos tenemos talentos y habilidades que tratamos de aprovechar para conseguir algún beneficio. Algunas personas se dedican a las artes, otras a los deportes, a la industria de la moda o a la política, pero, en la economía del siglo XXI, muchos han encontrado la posibilidad de aprovechar sus destrezas en el mundo de los negocios.  Sin embargo, en la mayoría de los casos las personas que deciden entregarse a un proyecto necesitan apoyo de algún coach o mentor.

Esto es más que claro al observar a artistas o a deportistas famosos. Incluso talentos raros, como el de Tiger Woods el de Simone Biles, necesitan disciplina, esfuerzo y el empuje de otra persona para florecer y alcanzar todo su potencial. Nadie alcanza niveles de genialidad en su quehacer de la noche a la mañana. Lo mismo ocurre con quienes emprenden un negocio y buscan desempeñar tareas de liderazgo: necesitan trabajar duro. Para esto existe la figura del coach.

En primer lugar hay que hacer una serie de aclaraciones. Buscar a un coach no tiene nada de malo, al contrario, indica madurez por parte de la persona y deseos por mejorar, aun cuando el negocio marche de forma excelente. El coach no se va a convertir en el director de la empresa ni va a tomar las decisiones cruciales. Lo que debe quedar claro es que el coach no existe para hacer las funciones o tareas del dueño o directivo.

El coach existe para impulsar al dueño a hacer realidad su proyecto empresarial. En esencia, para eso está. Para lograr esto, desempeña una serie de tareas: ayuda a establecer metas; contribuye a que los dueños se mantengan enfocados en los asuntos importantes; escucha; ofrece la visión y el conocimiento que ha adquirido a través de años de experiencia en el mundo de los negocios; dice las cosas como son, aunque al dueño le cueste oírlas; sugiere ideas y métodos a seguir; es un confidente y un mejor amigo.

El coach, gracias a su amplia experiencia en el mundo de los negocios, es un aliado invaluable para cualquier directivo o dueño de empresa. A través de las tareas que desempeña, ayuda a que los demás desarrollen sus habilidades de liderazgo, de análisis y de toma de decisiones. Por lo tanto, el crecimiento de quienes contratan a un coach se traduce en el beneficio de toda la empresa.

Así que, ¿cuándo es el momento ideal para contratar a un coach empresarial? Hay varios momentos. Es bueno contratar a un coach cuando sientas que las horas de tu día ya no te alcanzan para sacar todos los pendientes de tu negocio, cuando necesites a una persona de confianza con quien hablar sobre los problemas de tu empresa, cuando no estés consiguiendo los resultados deseados, cuando quieras reducir los gastos de operación y mejorar la gestión del tiempo…

En esencia, hacer uso de las habilidades y conocimientos de un Coach de Negocios te ayudará a manejar tu negocio de manera más eficiente y a ti, en un nivel mucho más personal, te permitirá alcanzar tu potencial de emprendedor.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Cuál es el mejor modelo de negocios?

Detrás de la decisión de abrir un negocio puede haber una enorme lista de razones. A pesar de esto, las personas usualmente deciden aba...