viernes, 23 de febrero de 2018

Pequeños cambios, grandes resultados

Business Coaching

Todos los empresarios desean tener negocios exitosos que entreguen ganancias y que avancen hacia el logro de la misión y visión. Con frecuencia, sin embargo, las empresas fracasan. Los motivos pueden ser muchos y variados, pero todos estos problemas pueden ser resueltos si los dueños saben detectarlos y aplicar el remedio oportuno. Habitualmente, el primer trimestre del año sirve para hacer una evaluación de la empresa, para detectar estos problemas y para crear el impulso necesario para cumplir metas y objetivos. Por lo tanto, este periodo es muy aprovechable para cambiar el rumbo y el desempeño del negocio. 

Con frecuencia ocurre que cosas muy pequeñas, casi insignificantes, sean lo que impida que un negocio alcance el éxito y que funcione con todo su potencial. Estos “detalles” a la larga representan una diferencia abismal en el desempeño de la empresa, por lo que cambiarlos y resolverlos puede generar grandes resultados para el negocio. 

 A continuación podrás encontrar una lista de esas pequeñas cosas que puedes cambiar para mejorar la situación de tu empresa. 

1. Tener un registro de gastos
Lo primero que se debe tener en cuenta al administrar un negocio es la situación financiera de la empresa. Si un negocio empobrece a su dueño, entonces algo no está funcionando bien. Un paso muy importante para lograr tener finanzas sanas es saber en qué se gastan los recursos económicos. Esto, además de ofrecer cifras exactas sobre los gastos operativos e inversiones, permite tener un panorama general que después podrá brindar datos importantes sobre cuáles gastos son superfluos. Este registro, por lo tanto, ayuda a los dueños a tomar decisiones adecuadas y a aprovechar bien los recursos económicos. 

2. Tener un registro de las ventas
Al igual que ocurre con los gastos, los dueños deben saber exactamente cuánto dinero se gana y de dónde proviene. Registrar las ventas permite conocer cuánto ingresa a la empresa cada mes (semana, día, etcétera) y cuáles son los productos o servicios que más dinero generan. Esto también permite una mejora en la toma de decisiones. 

3. Cuidar la relación con los clientes y con los trabajadores
Nunca hay que subestimar esto. Si un cliente se siente ofendido o piensa que se le atendió mal, no va a regresar. Del mismo modo, tener empleados felices contribuye a mejorar el desempeño general de la empresa. Los empleados son la columna vertebral de tu negocio y ellos, además, son los que tratan con tus clientes. No olvides esto. 

4. Cuida a tus proveedores
Contar con aliados fuertes y comerciales en cualquier industria es una ventaja competitiva muy importante. Si ya encontraste a un proveedor efectivo y confiable, cuida tu relación con él. Piensa que esta es una relación comercial estratégica que puede sacarte de problemas en el futuro.

Logra las ventas de tu empresa con ayuda de los profesionales del Business Coaching, contacta ActionCOACH.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Cómo mejorar el desempeño de los empleados.

El trabajo es casi tan importante en la vida de las personas como sus asuntos personales, para algunos incluso es más importante, como...