miércoles, 3 de mayo de 2017

Por qué necesitas un coach


Con la globalización permeando todos los estratos de la vida en el siglo XXI, la competencia en cada uno los sectores e industrias del mundo de los negocios se ha tornado feroz. Muchas veces empresas locales y pequeñas deben hacer frente a grandes multinacionales, pero también a las docenas de comercios que están aprovechando las nuevas tecnologías y las ventajas que ofrecen herramientas como el marketing digital.

Debido a esta ardua competencia, y a muchas otras circunstancias, empresas de toda clase de giros deben hacer frente a una variedad de retos de manera continua. Los propietarios de estos negocios, por tanto, continuamente entregan buena parte de sus ingresos y tiempo a la supervivencia de sus proyectos empresariales.

Pareciera que con este tipo de conducta los dueños se han convertido en esclavos de sus negocios, ganando incluso menos dinero que los empleados que laboran para ellos. Lo que comenzó como un sueño de prosperidad y libertad financiera, en algunos casos parece que se ha tornado en una pesadilla de jornadas extenuantes de más de 8 horas al día y una cantidad importante de estrés y preocupación.

La falta de tiempo impide que los emprendedores puedan dedicar un espacio fijo al desarrollo de conocimientos fundamentales en el mundo de los negocios: estrategias de ventas, marketing digital, liderazgo, tendencias en su industria, administración… Por esto, es posible mantener un negocio a flote, pero es muy difícil hacerlo alcanzar todo su potencial. Esa misma falta de tiempo también hace difícil que los dueños puedan vivir esa vida que se esperó alcanzar al emprender un proyecto de negocios. 

Las circunstancias de la economía global, por lo tanto, están dejando en claro que contar con un coach que ayude a los empresarios a sacar el máximo provecho de sus negocios y su tiempo es una necesidad fundamental, no un lujo para unos cuantos. Contar con un coach no significa que los emprendedores sean incapaces de manejar sus propias empresas, al contrario: el coach existe para guiar al empresario, mantenerlo enfocado y darle una visión honesta del entorno del negocio y la industria. 

Con las habilidades y expertise que tienen los coaches certificados de ActionCOACH, los dueños aprenderán cómo hacer que su negocio trabaje por ellos, en otras palabras, dejarán de ser autoempleados dedicados en tiempo y alma a hacer frente a los retos que presenta el tener un negocio propio en un entorno de competencia global, para convertirse, nuevamente, en dueños de su tiempo. 
Además de esto, los empresarios, al desarrollar habilidades de liderazgo, sabiendo delegar las tareas que antes realizaban de manera fija y ejerciendo una correcta administración, verán que con la ayuda del coach no sólo tendrán más tiempo entre sus manos, sino que tendrán la posibilidad de alcanzar la libertad financiera que desearon por años. 

El coach ayudará al empresario, que ya tiene andado un largo camino, a que alcancé las metas de su negocio tal como lo pensó el día de la inauguración. A final de cuentas, un coach es una ayuda invaluable para que puedas impulsar tu negocio para que sea lo que deseas. Dale a tu negocio el Bussines Coaching que necesita.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Cómo mejorar el desempeño de los empleados.

El trabajo es casi tan importante en la vida de las personas como sus asuntos personales, para algunos incluso es más importante, como...