martes, 15 de mayo de 2018

6 Tips para que tus empleados se pongan la camiseta

tips para que tus empleados se pongan la camiseta

Todas las empresas tienen en sus empleados su principal riqueza. Todos –de confianza y operativos- deben de estar alineados con los objetivos de la empresa para que ésta camine de forma adecuada. Pero no son robots: no actuarán como deben a menos que se sientan involucrados de manera personal con los fines del negocio.

¿Qué podemos hacer como líderes para unir al equipo en torno a un ideal común?

1. Coachealos; ayúdalos a crecer.
Cada empleado es un ser humano completo, complejo, con familia, amigos, gustos y preferencias. Como su líder o patrón puedes darles algo más valioso que su sueldo y prestaciones: conocerlos por nombre y apellido, escuchar sus problemas y preocupaciones y compartir sus sueños.

Recuerda: ellos tienen vida fuera de la empresa. ¿Cómo puedes ayudarles a alcanzar sus objetivos personales y permitirles aprender de tu experiencia?

Los empleados no son leales a sus empresas, sino a sus jefes. Crea lealtad siendo leal.

2. Hazlos parte de la planeación.
A veces los dueños y directores generan planes y visiones desde la comodidad de su oficina, a puerta cerrada. Después, como si bajaran del monte Sinaí con las tablas de la ley, entregan sus planes a los empleados para que, sencillamente, los obedezcan ciegamente.

Warren Buffett dijo alguna vez: “Contrata los mejores y déjalos hacer lo que saben; o contrata a quien sea y que haga lo que tú le dices”. En cada área de la empresa hay personas que conocen mejor los procesos y que se han enfrentado a problemas y a clientes. ¿Por qué no permitir sus aportaciones para la planeación para solucionar los problemas desde su punto de vista y con su experiencia? No solo será mejor plan; también lo seguirán con más ahínco.

3. Alinea sus metas con las metas de la empresa.
El crecimiento profesional de cada uno de tus empleados debe de estar en la columna vertebral de tu visión a mediano y largo plazo. Los empleados que ven crecimiento y reconocimiento dentro de una empresa tienden a quedarse muchos años más que aquellos que ven frente a sí un callejón sin salida.

No tengas miedo a invertir en capacitación, crecimiento y premios. En palabras de Richard Branson: “Solo hay algo peor que capacitar gente y que se vaya: no capacitarla, y que se quede”.

4. Permíteles confianza y libertad.
El mercado moderno exige flexibilidad, y favorece el trabajo sobre metas que sobre horas. Es verdad que existen puestos clave que requieren un horario estricto (como caja, mostrador, recepción). Haz todo lo que puedas por ser flexible, confiar en ellos y permitirles espacio para capacitación o eventos personales o familiares.

No dejes de exigirles resultados completos. Ellos responderán con mayor fuerza si saben que confías en ellos.

5. Hazlos responsables de sus áreas. 
Cada empleado debe de saber que lo que hace es importante. Ayúdalos a comprender la relevancia de su puesto y de su área, y permíteles que sean “directores” de su propio espacio. Permíteles poner sus propias metas, procesos, estrategias y ambiente. Te llevarás sorpresas. Esto, lejos de reducir tu liderazgo o autoridad, te convertirá en una leyenda. 

6. Ponles, literalmente, la camiseta.
El poder de la imagen es grande. Busca los momentos y espacios apropiados para que tus empleados reciban y usen la imagen de tu empresa; en eventos especiales o en el día, el valor emocional del uso de la imagen en el uniforme y objetos cotidianos te llevará muy lejos en la creación de lealtad y ambiente laboral.

Conoce más Estrategias de Negocio para hacer crecer tu empresa.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Cómo mejorar el desempeño de los empleados.

El trabajo es casi tan importante en la vida de las personas como sus asuntos personales, para algunos incluso es más importante, como...