martes, 15 de mayo de 2018

¿Falta de tiempo con la familia? No dejes que te suceda

¿Falta de tiempo con la familia?


Después de años de trabajo exigente y, en muchas ocasiones, no muy bien remunerado, muchos empleados toman la decisión de utilizar sus ahorros o de pedir un préstamo bancario para echar a andar un negocio propio. Esto es frecuente y se hace con la idea de generar más dinero y de contar con mayor libertad en el uso del tiempo personal. 

Cuando el negocio empieza a dar los primeros pasos, el empleado se convierte en jefe y, por lo tanto, no debe aceptar órdenes de alguien que se está beneficiando de su tiempo, talentos y habilidades. Ahora, ese empleado genera beneficio para él mismo y su familia, con quienes ahora podrá pasar más tiempo.

No es extraño soñar con esto. Por carga excesiva de trabajo o por impulsar una carrera, muchos miembros de la fuerza laboral sacrifican el tiempo valioso que podrían pasar jugando con sus hijos pequeños o alimentando su relación matrimonial.

Según un estudio publicado por el Observatorio del Juego Infantil, el 70% de los padres encuestados afirmó disponer de poco tiempo para jugar con sus hijos. Ese mismo estudio reveló que el tiempo promedio de convivencia entre padres e hijos es de alrededor de dos horas al día. Esto significa que los niños conviven más tiempo con sus profesores del colegio y amigos cada día. 

Aunque la apertura de una compañía propia puede significar un aumento en el tiempo que se pasa con la familia, los proyectos no siempre funcionan de la manera ideal. Cuando no hay un manejo adecuado del negocio, el tiempo dedicado a la nueva empresa puede ser mayor que el que el que se le dedicaba al antiguo empleador. Si esta es la realidad del nuevo dueño, entonces haber iniciado una pequeña empresa no terminó por cumplir con sus sueños. 

Esto puede ser un problema frecuente entre quienes empiezan a dar sus primeros pasos en el mundo de los negocios, sin embargo, este contratiempo no debe condenar a la empresa al fracaso. Hay ciertas prácticas que se pueden poner en marcha para reducir el tiempo que el dueño le dedica al negocio. 

En primer lugar, el dueño debe hacer un uso eficiente de su tiempo implementando procesos de automatización que reduzcan las tareas redundantes. Además, se puede apoyar en herramientas como Excel que permitan llevar una contabilidad clara y ordenada. 

En segundo lugar, si el negocio ya cuenta con varios empleados, entonces aprender a delegar funciones y tareas se convierte en un deber para el dueño. Hay que aprender a delegar, pero también a estar dispuesto a soltar ciertas áreas del negocio. En caso de no saber cómo delegar tareas y funciones, el emprendedor puede buscar a un coach que estará dispuesto a ayudarle. 

No permitas que tu propia empresa te quite el tiempo que podrías estar dedicándole a tus hijos o a tu cónyuge. Evita formar parte del 70% de los padres que tienen poco tiempo para su familia. A final de cuentas, la familia es el negocio más importante.

Solicita la ayuda de un Coach de Negocios y pasa tiempo con los que mas quieres.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Cómo mejorar el desempeño de los empleados.

El trabajo es casi tan importante en la vida de las personas como sus asuntos personales, para algunos incluso es más importante, como...