miércoles, 1 de noviembre de 2017

Productos Premium vs Low Cost

Productos Premium vs Low Cost

Cuando la economía va mal o cuando al consumidor se le ofrecen docenas de opciones del mismo producto, lo habitual será que lo que logre venderse sea lo más barato del mercado. Por eso, para lograr que alguien adquiera nuestra mercancía, debemos ofrecer el precio que el cliente está dispuesto a pagar. 

Sin embargo, también existe la posibilidad de que el consumidor esté a la caza de productos exclusivos o premium que logren diferenciarlo del resto de las personas. Para lograr esto, los clientes están dispuestos a pagar más. 

Una empresa debe estar consciente de las dos dinámicas de compra. En el caso de los productos low cost, hay que estar conscientes sobre la cantidad de dinero que los potenciales clientes están dispuestos a pagar por un objeto determinado. En este sentido no funciona calcular los costos de producción y después decidir el margen de ganancia que se desea obtener. Para tener éxito en la comercialización de los productos low cost, los empresarios deben establecer el precio que los potenciales compradores quieren pagar y desarrollar procesos al interior de la empresa que permitan ofrecer el producto a ese precio. 

Este es el secreto detrás del éxito de empresas áreas, como EasyJet y Ryanair, que, gracias a modificaciones en los procesos de compra, documentación y asignación de asientos son capaces de ofrecer vuelos a distintos destinos en Europa a un precio mucho más bajo que el de otras aerolíneas. 

En el caso de los servicios premium, hay que tener en cuenta que hay gente que está dispuesta a pagar más por un servicio más exclusivo. En el caso de las líneas aéreas económicas, el servicio premium radica en la posibilidad de, por ejemplo, adquirir comida en el avión o pagar un poco más por documentar equipaje extra. La realidad es que la aerolínea está cumpliendo con su objetivo primordial de transportar a una persona del punto A al punto B, pero los servicios de comida y equipaje dan un plus a los clientes que están dispuestos a invertir más dinero en su viaje. 

En la actualidad, es crucial que empresas de distintos giros aprendan a combinar estas dos realidades. Como se puede ver en el caso de las aerolíneas de bajo costo, una realidad no excluye a la otra. Se pueden ofrecer servicios low cost para los clientes que sólo están dispuestos a pagar determinado precio, pero que se pueden combinar con servicios premium para aquellas personas que quieren tener una experiencia diferente, más cómoda o mucho más exclusiva.

Logra que tu empresa trabaje por ti sin ti, siguiendo las mejores practicas con apoyo del Business Coaching.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Cómo mejorar el desempeño de los empleados.

El trabajo es casi tan importante en la vida de las personas como sus asuntos personales, para algunos incluso es más importante, como...