lunes, 29 de enero de 2018

10 tips para tratar con un cliente que no quiere pagar

 10 tips para tratar con un cliente que no quiere pagar



Lograr que los clientes paguen por un servicio puede ser todo un problema, sin embargo, solucionarlo es de vital importancia para hacer que una pequeña empresa prospere. Este tema es algo al que la mayoría de las empresas se enfrentan tarde o temprano, y precisamente por eso existen los departamentos de cobranza. A pesar de esto, es posible implementar algunas medidas para lograr que los clientes paguen, sin tener que recurrir a la contratación de más personal o a la apertura de un nuevo departamento.

1. Háblales. Tu silencio no va a hacer que los clientes paguen. Háblales todos los días para recordarles que tienen una deuda contigo. Aunque esto puede ser irritante, lo más probable es que eventualmente te pagarán.

2. Dales opciones. Es posible que el cliente tenga problemas de distinta índole. En este caso, ofrece distintas opciones que puedan facilitar la liquidación de su deuda.

3. No seas hostil. Como es posible que el cliente esté atravesando por momentos complicados, lo mejor es acercarte con empatía y amabilidad.

4. Sé empático. El cliente, al igual que tú, sabe lo importante que es contar con un flujo constante de dinero para que el negocio funcione. Hazle saber que tu negocio, al igual que el de él, necesita dinero.

5. Dale un descuento. Una pequeña reducción en el costo del servicio o producto podría animar al cliente a pagar.

6. Sé flexible. No te encierres en un solo proceso. Ofrece facilidades de pago, algún pequeño descuento y, sobre todo, pregunta a tu cliente qué puede hacerse en el futuro para evitar problemas de pago. Procura no perder a tus clientes.

7. Escribe cartas. Recibir varias cartas por correo regular puede hacer que el cliente se dé cuenta de la seriedad del asunto. Tras tres meses de incumplimiento en el pago, puedes enviar una carta de parte de tu abogado.

8. Escribe correos electrónicos. Si el cliente no atiende tus llamadas telefónicas, puede ser que tenga una agenda muy ocupada. Un correo electrónico puede ser una buena alternativa para presionar el pago.

9. Aprende a rendirte. En algunos casos, quizá lo mejor sea dejar que el cliente no pague. Evalúa las pérdidas que un pleito legal podría producirte. Quizá ser agresivo con el cliente que no paga ocasione la pérdida de otros clientes.


10. Busca a tu abogado. Aunque recurrir a un abogado debe ser la última opción, en algunos casos es inevitable. 

Si aplicas estos tips y el cliente aún no te paga, es momento de llamar con un Coach de Negocios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Cómo mejorar el desempeño de los empleados.

El trabajo es casi tan importante en la vida de las personas como sus asuntos personales, para algunos incluso es más importante, como...