viernes, 23 de febrero de 2018

¿Por qué invertir en capacitaciones?

Business Coaching

En Internet circula una famosa frase de Henry Ford que aborda el problema de la capacitación de los empleados de forma magistral: “Lo​ único peor que capacitar a sus empleados y que se vayan, es no capacitarlos y que se queden”. 

Todas las empresas, sin importar lo grandes o poderosas que sean, cuidan con esmero sus recursos económicos. Un negocio exitoso no se construye mediante el despilfarro inútil de dinero, sino a través de una serie de inversiones correctas que son fruto de una buena toma de decisiones por parte de los dueños y directivos. Ante esto, no es de extrañar que algunos ejecutivos se muestren reticentes a gastar dinero en los empleados que cualquier día pueden tomar la decisión de presentar su carta de renuncia. 

Para lograr una mayor eficiencia en el uso del dinero, muchas empresas simplemente buscan contratar a personas que ya cuentan con amplios conocimientos y vastos años de experiencia en determinada industria. A primera vista, esto puede parecer muy sensato en la mente del empresario: llega un nuevo empleado que sabe hacer muy bien las cosas y en quien no tuve que gastar un solo peso. A final de cuentas, el desarrollo profesional del empleado debería ser su problema. ¿Cierto? No. 

Este enfoque, aunque altamente pragmático, puede resultar muy costoso para la empresa a largo plazo. Cuando una compañía no está dispuesta a cuidar a sus recursos humanos y a invertir tiempo y recursos en ellos, entonces los empleados nunca desarrollarán un nivel de compromiso con la empresa. Está demostrado que aquellas empresas que capacitan a sus empleados tienen un nivel menor de rotación de personal que aquellas empresas que no lo hacen… Por decirlo de manera clara: si no capacitas a tus empleados, estos tendrán más probabilidades de irse. 

Tener un alto índice de rotación significa que constantemente tendrás que buscar a nuevos empleados y someterte a los tiempos de la curva de aprendizaje antes de que alcancen un nivel óptimo de operación. Luego, tras unos pocos meses, el empleado se irá... 

Los empleados son el activo más importante de la empresa. Cuando los empleados no están satisfechos, cuando no están comprometidos con la empresa y cuando sienten que no son importantes para sus jefes, toda la compañía se puede venir abajo. Por esto, todas las empresas deben hacer inversiones fuertes para impulsar el desarrollo y capacitación de los miembros del equipo. 

Cuidar a los empleados nunca es un gasto inútil de dinero, sino la inversión más útil que puede hacer cualquier empresa. 

Logra las ventas de tu empresa con ayuda de los profesionales del Business Coaching, contacta ActionCOACH.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Cómo mejorar el desempeño de los empleados.

El trabajo es casi tan importante en la vida de las personas como sus asuntos personales, para algunos incluso es más importante, como...